La Vía Intermedia: los idus de marzo

Roma, año 44 a.C.

*El hecho es que, extraordinariamente, un vidente ya le había advertido del grave peligro que le amenazaba en los idus de marzo. Ese día, cuando se dirigía al Senado, Julio César se encontró al mismo vidente riendo y le dijo: «Los idus de marzo ya han llegado»; a lo que el vidente respondió compasivamente: «Sí, pero todavía no han acabado» (Plutarco)*

Los idus, en el calendario romano, eran días de buenos augurios que tenían lugar los días 15 de marzo, mayo, julio y octubre, así como los días 13 del resto de los meses del año. Pero a partir del 44 a.C., estos días serían considerados como negativos. El motivo de tal cambio, el asesinato de Julio César, considerado un punto de inflexión crucial en la Historia de Roma significando el paso de la República al Imperio. En la cultura popular la fecha y los hechos que acontecieron quedaron muy presentes en todos lados. Y en 1599, Shakespeare en su obra Julio César popularizó la frase «¡Cuídate de los idus de marzo!».

Vivimos tiempos muy convulsos en la política española, aunque no tan críticos como en los últimos días de la república romana. Hace no tanto tiempo la idea del sorpasso -término italiano que ya hemos añadido a nuestro vocabulario- sobrevolaba al partido que ahora ostenta la presidencia del gobierno. En las elecciones de 2015 y 2016, pudieron salvar tal situación y se mantuvieron hegemónicos en la izquierda, resistieron. La cuestión es que el partido hegemónico de la derecha -en aquel momento muy estable electoralmente- no hizo aquello de remojar las barbas cuando ves cortar las de tu vecino. No se “cuidó de los idus de marzo” pues no existía tal riesgo. Pero ahora, en 2021, el temido sorpasso de Vox llama a la puerta de Génova 13 (o donde quiera que se quieran atrincherar ahora, porque, «aunque la sede se vista de seda, el olor a corrupto se queda» (Don Héctor de Miguel).

En política, la intuición y el instinto de supervivencia son herramientas indispensables para triunfar o al menos sobrevivir. Pero cuando “te llegan los idus de marzo” tan sólo una identidad propia e independiente y un proyecto que sea capaz de articular una alternativa de gobierno sólida y creíble, podrán salvarte de los detractores o bárbaros que intentan ocupar tu espacio electoral. En el 44 a.C., el vidente avisó a Julio César de los peligros de los idus de marzo, pero, aun así, este no pudo detener las 23 cuchilladas que acabaron con su vida. El pasado 14 de febrero, Vox irrumpió en el Parlament de Catalunya con 11 escaños. Cuídese de los idus de marzo, señor Casado, que ya han llegado y todavía no han terminado.

- Publicitat -

*Al ver que estaba rodeado por todas partes de dagas desnudas, se envolvió la cabeza con las vestiduras y, al mismo tiempo, con la mano izquierda, arregló los pliegues tapándose los pies para que, al caer, la parte baja de su cuerpo quedase decorosamente cubierta. De este modo, después, fue apuñalado veintitrés veces. No pronunció palabra, salvo cuando Marco Bruto se precipitó sobre él y dijo: «¡También tú, hijo mío!» (Vida de los doce Césares, Suetonio)*

- Publicitat -

Mecenes de la Nova Cultura

Si creus en un periodisme que analitza l'actualitat sense pressa, nosaltres som la teva revista. Fes-te mecenes de la nova cultura des de només 2€ al mes.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web esta definida per a "permetre galetes" i d'aquesta forma oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració en aquesta web es defineix com a "permet galetes" per donar-li la millor experiència possible la navegació. Si continueu utilitzant aquest lloc web sense necessitat de canviar la configuració de galetes o feu clic a "Acceptar" per sota de llavors vostè consent a això.

Tanca