Dissabte 21 Setembre, 2019

Adolf Hitler y la falacia de su llegada al poder democráticamente

Últimamente tras los grandilocuentes movimientos sociopolíticos que acaecen en gran parte de Europa, invita a que el establishment conservador o simplemente los “cuñaos” de los mismos, hagan afirmaciones falaces sobre hechos que deberíamos leer, analizar y reflexionar. Pongo ciertos ejemplos:

-Cuidado con “Partido aleatorio”, Hitler llegó al poder de la misma forma. 

-Me conozco ese “populismo”, Hitler ganó las elecciones en Alemania gracias a él.

Por consiguiente, me veo obligado a adjuntar la definición de populismo:

“El populismo tiene ciertos rasgos característicos, como la simplificación dicotómica, el antielitismo (propuestas de igualdad social o que pretendan favorecer a los más débiles), el predominio de los planteamientos emocionales sobre los racionales, la movilización social, el liderazgo carismático, la imprevisibilidad económica, el oportunismo, etc”

En cierto modo, el populismo es una deriva de una utopía que todos perseguimos, ya en la Roma antigua existía el “factio popularium”, el partido del pueblo, basado en asambleas populares que buscaban una mejor optimización de las tierras y factores de producción en beneficio de todos, no solo a los burgueses de entonces, representados mayormente por Cicerón, que consiguió acabar con ese “populismo” a base de sembrar miedo y derramar sangre de la oposición, algo que tristemente en la actualidad nos parece cercano.

Regresando a la raíz temática, cuando se asocia el ascenso del NSDAP al populismo, se comete un gran error, omitir que tras ese partido político se escondían los grandes oligarcas del mundo empresarial y banquero de entonces, por ejemplo Chase Bank, algo que conocemos ahora como JP Morgan Chase; Ford con sus camiones militarizaron los años 30, Henry era conocido por su antisemitismo en EEUU; Kodak y sus filiales esclavistas años atrás de la represión nazi ya programaron su política expansiva de gatillos y detonadores; Coca-Cola creando la marca Fanta expresamente para los nazis ante la imposibilidad de comercializar con la marca principal; Nestlé, que pagó recientemente 14.5M de Dólares a los familiares y supervivientes de sus fábricas adjuntas en campos de trabajo, eso sí, aceptando su delito, algo que apenas ninguna multinacional ha hecho; y así podría seguir 9 párrafos más..

Asamblea del Partido Nazi en la cervecería Bürgerbräukeller, en Múnich, el año 1923.
Asamblea del Partido Nazi en la cervecería Bürgerbräukeller, en Múnich, el año 1923.

Cuando Hitler y el NSDAP propician el primer golpe de estado en 1923, conocido por el Putsch de Múnich, cometieron el mayor fallo que podían cometer, no buscar aliados en el sector privado empresarial y en consiguiente, no alcanzar la sumisión en los poderes del Estado. Cumpliendo una quinta parte de la condena en la cárcel, Hitler aprendió de esa lección y se rodeó de los mejores asesores y contactos dentro de las reglas del juego del sector privado, por todos conocidos nombres como Bayer, Bosch, Hoechst, Haniel, Siemens, AEG, Krupp, Thyssen, Kirdoff, Schröder, IG Farben o Commerzbank.

Las últimas elecciones producidas en Alemania con todas las garantías políticas fueron en noviembre de 1932, el NSDAP obtuvo poco más del 37%, la suma de los votos socialdemócratas y comunistas era superior como podemos ver en la siguiente imagen:

1No hay que olvidar un apunte importante, en Alemania el Canciller no es lo mismo que Presidente, cuyo cargo se eligió en 1932 con victoria apabullante de Paul von Hindenburg con 18.651.497 votos alcanzando el 49.6% del total contra los 11.339.446 de Adolf Hitler quedándose en un 30.1%.Si esta época se caracteriza por algo, fue por la falta de consenso político, evidentemente dilapidado por la mala praxis que se usaba en las coladeras del Reichstag y alrededores. Una sucesión de comicios con mayorías simples que no servían para gobernar y en vez de pactar, se persuadían entre Papen, Kurt von Schleicher, Heinrich Brüning, Strasser y Hitler, todo ello, jugando con Hindenburg, afectado por su demencia causada por la edad.

El Presidente fue fácilmente manipulado por Franz von Papen para designar a Hitler como Canciller en enero de 1933 a cambio de ser Vicecanciller. Papen claramente fuera del tronco principal de la política bávara, buscaba apoyos desesperadamente tras ser expulsado del Partido de Centro Católico y como Canciller haber golpeado a Prusia, que entonces tenía la llamada coalición de Weimar, que gobernó entre 1919 y 1932 con el gobierno de coalición de socialdemócratas (SPD), católicos (Partido de Centro) y liberales (DDP), (ampliada por el conservador DVP entre 1921 y 1925). El Canciller anuló por completo bajo “decretazo” a Otto Braun y su gobierno declarando que la situación estaba descontrolada. Papen se denominó como “Comisario del Reich” y suprimió todo poder parlamentario en el Estado Libre de Prusia.

El 30 de enero de 1933 Adolf Hitler fue nombrado canciller imperial.
El 30 de enero de 1933 Adolf Hitler fue nombrado canciller imperial.

Posteriormente este ataque a Prusia, facilitó a Hitler unos meses después usar esos aparatos de estado a su favor para decantar la balanza del voto mediante la represión, principalmente usando el aparato policial. El 4 de enero de 1933, Hitler se reunió con Papen, donde acordaron formar una coalición en caso de que el último lograse convencer a Hindenburg de nombrar Canciller al líder nacionalsocialista. El anciano Presidente de inmediato buscó el consejo de Papen, quien le aseguró que podría formar un gobierno con Hitler, donde los nazis serían minoría y estarían bajo control. Claro está, que el pobre Paul no vería que pasó absolutamente todo lo contrario, finalmente el 30 de enero de 1933, Adolf Hitler fue nombrado Canciller de Alemania. Papen y medio partido conservador junto a industriales y adinerados cercanos a ellos, como Emil Kirdorf, pensaban que podrían controlar a aquel revolucionario con bigote ridículo pero con un poder de oratoria y convicción superior a los viejos clásicos de los años 20.

Al llegar a la Cancillería, Hitler simplemente tenía 2 ministros, pero uno de ellos, el de Defensa, el esencial para entender su escala desde entonces, con especial mención a la presencia de las Sturmabteilung (SA), milicias del NSDAP que en 1933 con la llegada al poder del futuro Führer, ansiaban el poder, llegando incluso a jurar lealtad antes a su comandancia que a Hitler o al propio NSDAP. Fue entonces cuando las SS que anteriormente solo eran un brazo minoritario de las SA, tomaron más presencia para restringir el ascenso de Ernst Röhm dentro del campo miliciano.

Ernst Röhm ansiaba con las SA incluso suceder al mismísimo ejército alemán, como pasa de costumbre en regímenes fascistas que normalmente creaban unidades de control, represión y militares ajenas a las estatales para evitar la enajenación ideológica encarada hacia la patria nostálgica o sentimiento nacionalista actual, consiguiendo así una tiranía basada en la sumisión en una jerarquía de poder absolutista. Años atrás, las SS dentro de las SA no llegaban al centenar de efectivos, en 1932, Heinrich Himmler consiguió aumentar la cifra en 50.000 efectivos desarmándose de las SA, gracias a apoyos como Reinhard Heydrich. Como veremos a continuación, tras los hechos del Reichstag, las SS con 209.000 unidades junto a las SA, serían auxiliares de la Policía Alemana.

Cuatro semanas más tarde de la toma de la Cancillería por Adolf Hitler, se perpetra un incendio en el Reichstag, detonante del ascenso del NSDAP hasta el Tercer Reich. El nombre al que se asocia este hecho, fue el de Van der Lubbe, al que póstumamente, la justicia alemana revisó en tres ocasiones el proceso contra él hasta que en 2008 derogó en todos sus puntos la sentencia condenatoria y lo absolvió. En el momento histórico, ese hecho le permitió a Adolf Hitler ante el presidente Hindenburg instar a que firmara un decreto de emergencia para suspender las libertades civiles con el fin de “contrarrestar la confrontación despiadada del Partido Comunista de Alemania”. Tras este decreto, miles de comunistas fueron arrestados incluyendo en su totalidad a todos los diputados del Reichstag a pesar de contar con inmunidad parlamentaria.

La sala de sesiones del Reichstag tras el incendio
La sala de sesiones del Reichstag tras el incendio

El Decreto del incendio del Reichstag firmado por Hindenburg e instado por Hitler, atentaba contra la mayoría de los derechos fundamentales de la constitución de 1919 de la República de Weimar, casi nada. Tras estos hechos, el Canciller pidió de nuevo a Hindenburg una última cosa, disolver el parlamento y convocar elecciones para así ampliar su mayoría. Estos fueron los resultados:

2

Como podemos observar, EL NSDAP obtuvo el 43.91%, mayoría simple en el Reichstag que no le permitía formar gobierno. El DNPV se unió al NSDAP consiguiendo así el 52%, mayoría absoluta pero no suficiente para llegar a las 2 terceras partes del Reichstag para aprobar una ley de plena concesión de poderes. El 15 de marzo se realizó otra reunión de gabinete donde se discutió la manera de obtener la mayoría de dos tercios necesarios para aprobar la Ley Habilitante que Hitler exigía, los comunistas al dejar los asientos libres por sus arrestos por parte del Decreto del Incendio del Reichstag, las 2 terceras partes disminuyeron de número y acercó a tal cuantía al NSDAP, consiguiéndola así, arrestando a parlamentarios del partido socialdemócrata hasta llegar a 2/3 del Reichstag.

El 23 de marzo de 1933 fue presentada la Ley Habilitante, esto entregaba el control legislativo a Hitler, ldaba control sobre el presupuesto, le permitió firmar tratados con otras naciones y le daba la facultad de iniciar enmiendas constitucionales, así como dictar leyes que “podrían desviarse de la Constitución”. Sin embargo, la ley no tocaba los poderes del Presidente. Todos los miembros del Reichstag votaron a favor de la Ley Habilitante, excepto 84 socialdemócratas, todos los diputados comunistas y el resto de diputados socialdemócratas habían sido detenidos. Desde entonces y hasta la muerte de Hitler en 1945, los miembros del Reichstag serían nombrados a dedo por el partido nazi, habiendo perdido esta institución toda autoridad constitucional en marzo de 1933.

Ley Habilitante de 1933
Ley Habilitante de 1933

Los parlamentarios del SPD aún no detenidos acudieron a la votación para oponerse verbalmente a la aprobación de la ley, pero al notar que estaban en minoría decidieron retirarse al menos para evitar la votación ante la ausencia de quórum. Entonces súbitamente los diputados nacionalsocialistas, dirigidos por Hermann Göring en calidad de presidente del Parlamento Alemán, cambiaron las reglas de votación y determinaron que el único quórum necesario para aprobar la ley serían «los parlamentarios presentes» y que los diputados que se retirasen «sin justificación» serían considerados como «presentes» para así reunir el quórum necesario. Los diputados del SPD se quedaron en el recinto para votar, pero sus discursos no modificaron la situación.

Finalmente, Hitler logró que en el edificio, donde se reunía el Parlamento Alemán tras el incendio del Reichstag entrasen hombres de la SA para intimidar con gritos y amenazas a los votantes aún indecisos del Zentrumspartei, de modo que al final de la sesión se logró la presión deseada y 444 diputados votaron aprobando la ley, 94 en contra (todos del SPD), ganando así el 83% de aprobación.

A continuación, un extracto de la Ley Habilitante de 1933:

Ley para solucionar las urgencias del Pueblo y la Nación:

 

El Reichstag ha puesto en vigor la siguiente ley, la cual es proclamada con el consentimiento del Reichsrat, habiendo sido establecido que los requisitos para una enmienda constitucional han sido cumplidos:

 

Artículo 1 – En adición al procedimiento establecido por la Constitución, las leyes del Reich pueden también ser emitidas por el Gobierno del Reich. Esto incluye a las leyes referidas en los artículos 85, párrafo 2 y artículo 87 de la Constitución.

 

Artículo 2 – Las leyes emitidas por el Gobierno del Reich pueden diferir de la Constitución en tanto no contradigan las instituciones del Reichstag y del Reichsrat. Los derechos del Presidente quedan sin modificación.

 

Artículo 3 – Las leyes emitidas por el gobierno del Reich deben ser promulgadas por el Canciller y publicadas en el diario oficial del Reich. Tales leyes entrarán en efecto al día siguiente de la publicación salvo que se indicase una fecha diferente. Los artículos 68 al 77 de la Constitución no se aplican a las leyes emitidas por el gobierno del Reich.

 

Artículo 4 – Los tratados celebrados por el Reich con Estados extranjeros que afecten materia de la legislación del Reich no necesitarán la aprobación de las cámaras legislativas. El gobierno del Reich debe promulgar las reglas necesarias para la ejecución de tales tratados.

 

Artículo 5 – Esta ley entra en vigor el día de su publicación. Queda sin vigencia el 1 de abril de 1937 o si el actual gobierno del Reich fuese sustituido por otro.

Paul von Hindenburg enfermo y con demencia, veía pasar a Hitler aprobando leyes que impedían la creación de partidos políticos, el Presidente de la República de Weimar carecía de poderes políticos para oponerse al Canciller de Alemania, así hasta su muerte, que el Canciller Adolf Hitler ante la vacancia del Reichspäsident, se declaró Führer und Reichskanzler otorgándose todos los poderes políticos en un solo cargo, hecho que podríamos resumir en una frase de Goebbels:

«La voluntad del Führer ha quedado establecida totalmente, los votos ya no importan más. Sólo el Führer decide. Esto ha sucedido más rápidamente de lo que esperábamos»

Tras esta pequeña cronología del ascenso del NSDAP hasta el punto álgido de su poder político, es necesaria una pequeña reflexión, ¿de verdad ve alguien con dos dedos de frente algo democrático en algún punto de esta etapa? ¿Cómo la gente que ve un atisbo de populismo puede relacionarlo con el ascenso del nazismo? ¿Nos hemos vuelto locos? Cada vez más por las redes sociales se usa la falacia de Hitler y las elecciones, debemos acabar con ella y con las demás semejantes que solo dañan a la intelectualidad y a algo peor aún, a la memoria y respeto de las millones de personas que sufrieron semejantes atrocidades, atrocidades que absolutamente no llegaron mediante la santísima democracia a la que solo pueden apelar los ignorantes con este ejemplo.

PD: La mayoría de datos y explicaciones pueden encontrarse en la misma Wikipedia, muy difícil no era desmentir tal historieta.

5,225FansM'agrada
944SeguidorsSeguir
15,485SeguidorsSeguir

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web esta definida per a "permetre galetes" i d'aquesta forma oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració en aquesta web es defineix com a "permet galetes" per donar-li la millor experiència possible la navegació. Si continueu utilitzant aquest lloc web sense necessitat de canviar la configuració de galetes o feu clic a "Acceptar" per sota de llavors vostè consent a això.

Tanca