Dimarts 12 Novembre, 2019
eyJsYW5kc2NhcGUiOiJNyVMiLCJwb3J0cmFpdCI6Ik3pcyJ9

    Me presento

    Hola. Mi nombre es Jordi Sarrión i Carbonell. Soy sólo un joven valenciano, un estudiante del doble grado de Periodismo y Ciencias Políticas y de la Administración en la Universidad Rey Juan Carlos, campus de Fuenlabrada. Y pongo esa tilde en el “sólo” porque equivale a “solamente”, porque Arturo Pérez-Reverte ha formado parte de la Real Academia durante el período de tiempo en que se ha tomado la decisión de que esta tilde se suprima paulatinamente, y porque la desobediencia civil está muy de moda en estos tiempos de convulsión y profundo cambio que vive Occidente.

    Yo he venido aquí a llamar la atención. Y sí, me gusta ser polémico, y que los demás hablen sobre mí: que hablen bien o mal, pero que hablen. Me gusta que, mientras los mediocres caen en el olvido, mi estilo mordaz sirva para que algunos y algunas se empiecen a plantear ciertas cuestiones al llegar a esa hora en que consultamos con la almohada. He llegado aquí para intentar remover vuestras conciencias, para intentar que disfrutéis con el contenido que cree, para compartir situaciones que no conocíais y para darlo todo por el nuevo periodismo que se avecina. Tras el descrédito generado por la prensa en papel, he aquí el futuro. Tras las presiones a las que han sido sometidos cientos de compañeros de profesión, he aquí nuestras armas. Frente a los intentos de los poderes fácticos de tenerlo todo “atado y bien atado”, he aquí nuestra respuesta.

    Mi objetivo es que mi  blog se convierta en una propuesta diferente dentro de la estupenda gama de blogs que presenta esta revista, donde colaboran personas a las que admiro y con las que estoy orgulloso de trabajar. Sin dejar de lado la reflexión (en algunos casos, necesaria), me gustaría llevar a cabo diversas entrevistas a rostros conocidos, y a otros no tan conocidos. Me gustaría dar cobertura a quien interesa a los medios, y a quien no interesa tanto. Y todo esto con un fin común, que no es otro que el de sembrar en vuestras mentes la semilla de la curiosidad, esa de la que, sin lugar a dudas, nacen el progreso social y el desarrollo intelectual de las personas que forman parte de un lugar.

    Me gustaría dar las gracias a todos cuantos han hecho posible que me encuentre más lleno de energía que nunca para desarrollar este proyecto. En este momento tan especial para mí, no me gustaría olvidar a quienes me han criticado siempre, pues su odio creó en la sierra (cerquita de mi casa) hace ya unos años, un manantial del mayor combustible que el ser humano ha sido capaz de generar nunca, ese que ha levantado grandes imperios y ha vencido a los tiranos: el esfuerzo. Como dijo un día Charles Bukowski, “mis enemigos son la fuente de la mitad de mis ingresos. Me odian tanto que al final se convierte en un asunto de amor subliminal”.

    Sed pues, bienvenidos a mi humilde morada internáutica. Poneos cómodos, comprad unas buenas palomitas y disfrutad. Criticadme, argumentádmelo, apoyadme y compartid mis entradas si os gustan. Yo sí puedo prometer y prometo (y no como algunos políticos a Hacienda), que no os defraudaré. A colación de lo que he planteado, os dejo por hoy recomendándoos esta canción del grupo italiano Talco sobre la “máquina del fango” de la que hablaba el gran Umberto Eco en sus entrevistas.

    “Sólo está vivo lo que está lleno de contradicciones”- Bertolt Bretch.

     

    5,287FansM'agrada
    995SeguidorsSeguir
    15,572SeguidorsSeguir

    Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

    La configuració de les galetes d'aquesta web esta definida per a "permetre galetes" i d'aquesta forma oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració en aquesta web es defineix com a "permet galetes" per donar-li la millor experiència possible la navegació. Si continueu utilitzant aquest lloc web sense necessitat de canviar la configuració de galetes o feu clic a "Acceptar" per sota de llavors vostè consent a això.

    Tanca