Carta abierta a la República Española

Hola, guapa; hola, querida:

Hace tiempo que —como cantó Krahe— estás ausente. Te echo de menos, la verdad. No sé, aquí muchos parecen haberte olvidado. Me da un poco de rabia, porque usan tus colores para hacerse los rojos y los modernos (porque sí, tío, porque mola, porque está de moda tío) y luego, cuando llega la hora de la verdad, si te he visto no me acuerdo. No sé adónde vamos a ir a parar.

Aquí las cosas siguen como tú las dejaste, sólo que ahora lo llaman democracia. Los catalanes nos hemos cansado un poquito ya de todo esto, pero…no nos hacen mucho caso los que decían ser amigos nuestros y se han callado cuando nos maltrataban. El silencio cómplice del agresor, la historia de siempre (lo mismo que te pasó a ti con Francia y Reino Unido, qué te voy a contar…). También hay unos que dicen que si tú volvieras se acabarían todos los problemas, pero yo sé que eso no es verdad. Yo sé que tú no eras perfecta ni eras Dios, que tuviste buena intención, pero hubo cosas que podrías haber hecho mejor (sabes que te lo digo con la voz de un amigo que solo quiere lo mejor para ti y que no te quiere engañar). Tú eres justa, buena, incluso necesaria, pero no eres perfecta. Para acercarte a serlo deberías ser socialista y confederal y, aún así, seguramente tendrías tus fallos y tus errores, como los tenemos todos.

Bueno, aún así, quiero que sepas que te quiero mucho, que, si hubiera llegado a tiempo, hubiera luchado en la Guerra por ti. Pero ahora ha aparecido otra República que se ha ganado mi amistad. No quiero que pienses que me he olvidado de ti…No es eso, pero tú no estás aquí —ni se te espera de momento— y ella ha podido llenar el vacío que dejaste en muchos de nosotros al marcharte. Estoy seguro de que, al contrario de los que dicen hablar en tu nombre, lo entenderás y de que, si estuvieras aquí, te vendrías conmigo y con mi nueva amiga la República Catalana a tomar unas birras…Pero bueno, de momento nos iremos los dos solos…

Nada más, mi amor, me despido de ti, pero a ver si vuelves ya, que realmente creo que haces mucha falta. Te quiero, República, felices 87 años.

República Espanyola// Tres Voltes Rebel
República Espanyola// Tres Voltes Rebel

P.S: La carta està escrita en castellà perquè la República Española, més que República ha sigut sempre Española. Així que, des de la meua humil posició, demane per favor a l’esquerra d’aquest país que és Espanya que entre en raó d’una vegada, de veritat, que la fraternitat entre pobles és preciosa i els catalans, i en general les nacions oprimides, la tenim molt clara. La República serà feminista o no serà, la República serà socialista o no serà però, si volen que açò triomfe, la República serà diversa o, ja us ho dic jo, no serà.

Els més llegits

POLÍTICA

CULTURA

PERFILS

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web esta definida per a "permetre galetes" i d'aquesta forma oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració en aquesta web es defineix com a "permet galetes" per donar-li la millor experiència possible la navegació. Si continueu utilitzant aquest lloc web sense necessitat de canviar la configuració de galetes o feu clic a "Acceptar" per sota de llavors vostè consent a això.

Tanca